Frases míticas de la Facultad

La época universitaria suele ser la mejor de nuestras vidas. La mía estuvo llena de fiestas, viajes, aprendizaje, estudio y muy buenos momentos. Y algo mítico en esta época son las frases de nuestros profesores, ¿o no?

Casi siempre son frases que nos sirven de “chiste” con nuestros compañeros, pero a veces se convierten, con el tiempo, en citas que no paramos de usar y que nos sirven como consejos que damos y que nos aplicamos en nuestra profesión.

Me gustaría recordar algunas de esas frases, de las que más me sorprendo a mí misma repitiendo cada vez que hablo de traducción.

Los que estudiaron en la UGR, además, seguramente reconocerán muchas y se pueden [volver a] echar unas risas recordándolas.

1)      Los traductores somos aprendices de todo y expertos en nada. Creo que esta frase la pronunciaron alrededor de un 80% de los profesores que tuve en la carrera. No es estrictamente cierta, porque sé que hay muchos traductores que sí son expertos en informática, en medicina o en cualquier otra rama en la que se hayan especializado y en la que hayan centrado su profesión. Pero tenemos que reconocer que la mayoría de nosotros traducimos o hemos tenido que traducir textos de muy diversa índole y eso nos hace saber un poco [pero no mucho] de genética, otro poco [pero no suficiente] de historia, otro poco [pero sin pasarse] de arte prerrománico y otro poco [muy muy poco] de una especie de plantas que solo crece en Sudáfrica. Y también hace que nadie quiera jugar con nosotros al trivial porque siempre ganamos, jeje.

2)      Hay que ser buen traductor, pero también parecerlo. Bueno, esto está bastante claro. La imagen lo es todo. Y nosotros tenemos que dar buena imagen ante nuestros clientes. Yo aquí incluiría presentar presupuestos y facturas en condiciones, tener un correo electrónico que suene “serio” (nada de sexycat@xxx.com), cuidar la ortografía y el lenguaje de cualquier correo electrónico que enviemos al cliente, aunque solo sea para confirmar la fecha de entrega, ser puntuales y entregar un trabajo limpio, tanto en redacción como en la presentación física (por ejemplo, si realizamos una traducción jurada y la tenemos que enviar en formato papel, no vayamos a enviarla en un sobre sucio y arrugado; si podemos imprimir nuestros datos o logotipo en el sobre o usar etiquetas, mucho mejor).

3)      Si traduces a esa velocidad, mejor dedícate al encaje de bolillo.
Sí, así es esta profesión (y de forma tan clara nos lo expresaba cierto profesor): hay que traducir bien y además rápido. No vale (o no debería) poseer solo una de las dos cualidades. Si traduces rápido pero mal, olvídate, porque perderás clientes y seguramente dinero. Y si traduces de forma excelente pero muy lento, pues es una pena, pero seguramente no podrás cumplir con los plazos de entrega tan estrictos que exige este mundo. Así que el encaje de bolillo, según este profe, es una opción.

4)    La traducción es la SEGUNDA profesión más antigua del mundo (véase también, by el mismo profesor, “Los traductores somos las meretrices de la comunicación”). Ahí estamos, señoras y señores, codeándonos en el ránking con los mejores.

5)     San Google y ChorRAE. Así es; según esta profesora debíamos pasar un poco de si algunos términos no aparecían en la ChorRAE, pero debíamos venerar a San Google porque gracias a él y a su búsqueda avanzada encontraríamos casi cualquier cosa.

Se aceptan opiniones…

6)    Ah… Haber elegido muerte… Creo que todos mis colegas de la FTI de Granada conocerán esta frase. El profesor venía a decir que sí, que a veces traducimos a contratiempo, a veces no nos gusta el tema que traducimos, a veces estamos encerrados en casa sin salir y sin dormir durante una semana…pero eso ya lo sabíamos, ya nos lo avisaron, y aún así quisimos ser traductores.

Así que no nos quejemos. Si no os gusta, haber elegido muerte 😉

Y de paso, un saludo a todos los compañeros que compartieron risas (y lágrimas, o nervios, o preocupación o incertidumbre) en la Facultad de Granada.

Anuncios
  1. Sé de sobra quién decía esas frases… xDDD ¡Muy buena entrada! 🙂

  2. jaja, sí, ¿verdad? Son bastante representativas de cada profe… ¡qué tiempos!
    ¡Saludos!

  3. Algunas de esas frases las dicen en todos los centros de enseñanza de traducción. La más habitual en mi caso era la de “si queréis haceros ricos tenéis que ser futbolistas” y “yo duermo con el diccionario porque vivo la profesión” o “a veces me meto tanto en la traducción literaria que veo a Shakespeare en el espejo del baño”. Yo creo que eran técnicas para meternos miedo y así no engrosar las filas de la competencia.
    En interpretación recuerdo la de “para entrenar con velocidad puedes interpretar las noticias de la tele” (la familia te mira mal a los 2 segundos pero ellos te quieren, los amigos y/o pareja no te quieren tanto a los 5 minutos)

  4. Me ha encantado, Leticia. Yo también creo reconocer a quienes pronunciaban esas frases. Y sí, cuando vuelvo a encontrarme con compañeros de la facultad, recordamos estas y otras que nos han marcado. Desde luego, con el ejercicio de la profesión se comprueba que algunas eran ciertas, ¿no? 🙂

  5. En particular, hubo una frase de un gran profesor que me marcó para siempre:
    “Aprende como si fueras a vivir para siempre”.

    Desde entonces, procuro aplicarla todos los días.

  6. Muchas gracias a todos por los comentarios, y por la aportación de otras frases, que la verdad me han encantado.
    Lo de interpretar las noticias es verdad, yo también lo he hecho jeje, y si pasamos por locos un rato ante nuestra familia tampoco pasa nada 😀

    • Alícia
    • 27/04/11

    Lo mejor de todo, es que yo soy de la Universidad de Alicante, y también he oído esas frases!!!

  7. A nosotros en la UAB también nos han dicho por lo menos cuatro de estas frases xD

    • Sandra
    • 27/04/11

    Sí, en la UJI también las hemos escuchado durante varios cursos.

  8. creo que, si sabes lo que es una meretriz, es porque te dedicas a la traducción. cuando mi padre, que no se cree todavía mucho que se pueda vivir de esto, se mete conmigo, le digo que tiene suerte de que su hija no se dedique a la otra profesión más antigua del mundo. aunque, si lo pienso bien, seguro que con la otra hacía más dinero… de todas formas, habéis tenido suerte oyendo esas cosas. lo que más oí yo durante la carrera fue que éramos unos inútiles. unas veces más disfrazado y otras menos, pero eso.

  9. Jajaj, sí, es cierto lo que dices Itziar (sobre lo de saber qué significa meretriz).

    Por lo que veo, según los comentarios de Mar, Alicia y Sandra, casi todas hemos tenido experiencias semejantes en la Facultad, y seguro que si nos leen estudiantes de otras universidad, incluso extranjeras, también estarán de acuerdo.

    ¡Gracias por los comentarios!

  10. ¿No os decían eso de que el buen traductor siempre gana al Trivial? Yo desde entonces me da cague jugar con los amigos…

  11. Me gusta la frase de “Ah, haber elegido muerte!!!”

  12. Hice traducción en Murcia, pero algunas de esas frases me resultan conocidas… xDDD ¡Esto traspasa fronteras! 😉

  13. «Ah… Haber elegido muerte… […] pero eso ya lo sabíamos, ya nos lo avisaron, y aún así quisimos ser traductores.»

    En realidad no hace falta elegir muerte: basta con no aceptar (o, al menos, no a menudo) encargos que te obliguen a trabajar en esas condiciones. 🙂

    En general, creo que los profesores que imparten asignaturas de traducción en la universidad tienen poco contacto con el mercado de la traducción o bien exageran demasiado. ¿Para cuándo una visión realista y, de paso, útil e inspiradora de esta profesión en vez de un panorama catastrofista/alarmista/pesimista (y cualquier otra palabra acabada en -ista con tintes apocalípticos)?

    Saludos,
    Isabel

  14. Hola Isabel:

    Creo que tienes razón en que muchos profesores nos presentan una visión poco atractiva de la profesión y, además, poco práctica en muchas ocasiones.

    Sin embargo, lo que pretendía con la entrada era simplemente echar la vista atrás y recordar, de una forma un poco cómica y nostálgica al mismo tiempo, las experiencias que compartimos muchos escuchando esas frases, independientemente de si estamos más o menos de acuerdo con ellas.

    ¡Saludos y gracias por los comentarios! 🙂

    • Kuinsi
    • 22/06/11

    Yo recuerdo perfectamente las frases y quién las decía. Qué años aquellos, oye. Puede que no me recuerdes o que ni siquiera sepas quién soy ni que fui compañera tuya, pero soy de la promoción 2003/2007 de la FTI de Granda 😀

    La verdad es que yo también me sorprendo diciendo esas frases cuando alguien me pregunta cómo va “ese empleo tan abstracto” de traductora freelance.

    Gran blog, me lo paunto para seguirlo 😉

    • ¡Muchas gracias! Y perdón por tan tardía respuesta…

      Sí me acuerdo de ti, o de tu nombre, y creo que lo relaciono con una cara, aunque puede que me equivoque jejej. Me alegro de saludarte y de que compartamos estas frases en nuestra memoria… ¡La verdad es que sí fueron años muy buenos!

      ¡Muchos saludos!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s