Los timos en la traducción: Parte II

2)      El timo surrealista. (Estos no quieren la traducción, solo dinero. Y volverte un poco loca, también)
Caso: Un día me escribe una persona X pidiéndome una traducción. Es para un proyecto personal, no es para ninguna empresa, agencia, etc. No me resulta raro porque, como muchos, me anuncio en mi página web y es simplemente un particular que me ha encontrado y necesita traducir algo. ¡Ah! El cliente es extranjero. Me presenta un proyecto considerable, y yo le ofrezco un presupuesto, la verdad, bastante alto.
Me lo acepta sin rechistar, y además me da un plazo larguísimo de entrega. Pero, me pide mi dirección para ingresarme un cheque con el importe total la semana siguiente. Empecé a sospechar cuando vi que ni me ponía pegas en el precio, ni me pedía la traducción para ayer, y además se ofrecía a pagarme ya. Pero pensé: ¿qué tipo de timo es este? Si yo no recibo el dinero, no empiezo a traducir, y punto. Total, él ha puesto esas condiciones, no yo.
Una semana después, efectivamente, recibo un cheque. Pero un cheque de 3000 libras más de lo que yo le pedí en mi presupuesto. Yo ya me estoy imaginando mis próximas vacaciones en el Caribe cuando despierto y digo: esto no puede ser. No tiene sentido. Si yo voy al banco y me dicen que el cheque no tiene fondos, pues no traduzco. No entendía qué ganaban ellos con eso, ya que todo estaba pasando antes de que yo enviase mi traducción (que, según yo, es lo que querían). Pues bien, voy al banco y me dicen que en principio parece un cheque completamente legal, pero al venir de un banco extranjero, tardan como un mes en comprobarlo y en ingresarme el importe del mismo.
En fin, después de todos estos sinsentidos continuados, descubro en qué consiste el timo: como una semana después (y antes de que mi banco me diga si el cheque tiene fondos o no y/o me pueda entregar el dinero), me escribe el cliente diciéndome que se ha confundido en el importe, y me suplica que por favor le ingrese la diferencia porque lo necesita ya para el proyecto que está llevando a cabo. Que, total, tú en un par de semanas tendrás todo el dinero y así lo recuperarás. Claro.
¿Qué hacer ante esto? Pues no ser tonto/a. Obviamente, en éste no caí. No iba a devolver nada antes de recibirlo yo. Pero supongo que algunas personas deben haber caído, cuando esta gente se toma la molestia de hacer un cheque, enviártelo certificado al país de donde seas y gastarse, aunque sea algo mínimo, en preparar su jugada. Alguna vez tiene que haberles salido bien.

 Después de estas desventuras, he aprendido aunque sea un poco, y voy con mucho más cuidado. Así que si aceptáis algunos consejos de como reconocer o evitar trabajar gratis, ahí van: 

1)      Siempre que un cliente se ponga en contacto con vosotros, buscadle. Por su dirección de correo electrónico, su nombre, la empresa en la que trabaja, o como sea.

2)      Si el cliente es extranjero y te escribe en un pésimo inglés, o si escribe desde una dirección de corre electrónico de dominio gratuito, desconfía. Puedes pegar el e-mail entero en Google y buscarlo. En el segundo de los casos que he contado, hice eso, sabiendo ya que era un timo, y me encontré el e-mail tal cual en un foro de quejas.

3)      Cuando son agencias, siempre puedes buscarlas en el Blue Board de Proz.com, o en muchos otros foros o grupos que sirven precisamente para verificar la fiabilidad de empresas y clientes.

4)      Que no os de miedo pedir información de más a los clientes, que os paguen un porcentaje por adelantado si es una traducción muy extensa o incluso hacerles firmar algún documento de colaboración, en el que aparezcan su CIF y sus datos de facturación. Siempre puedes decirles muy amablemente que es simplemente tu política de trabajo. Si es un cliente serio, no le importará.

 

Y por último os invito a aportar cualquier mala experiencia que hayáis tenido al respecto, o consejos sobre cómo evitarlas. Para que la historia, aunque sea esta, no se repita.

Anuncios
  1. Muy buena la continuación, me ha gustado mucho la historia del cheque. 🙂 ¡Pues anda que no iba de listillo el tío ni ná! Aunque seguro que alguno habría caído… Hay que ser fuerte ante estas cosas y no fiarte ni de tu sombra.

    Saludos,
    Pablo

  2. Yo lo del cheque lo había oído ya en varias ocasiones. Sinceramente, yo no aceptaría un cheque de ningún cliente extranjero, simplemente porque el cobrar un cheque te cuesta más pasta que una transferencia. Similar a este timo del cheque, andan por ahí hablando del timo del Western Union (en el que el cliente te dice que te ha enviado la transferencia pero que se ha dado cuenta del error y que, por favor, ingreses en Western Union la diferencia) o gente que te paga la cantidad correcta pero te llaman al día siguiente diciéndote que han tenido un accidente o les han robado la cartera y que necesitan el dinero y que si, por favor, se lo puedes enviar por Wetern Union que, total, en tres días te llegará el ingreso de la cantidad total y ellos, en cuanto consigan el dinero, te pagan lo que falte.

    En fin, que parece que la típica cartita del Presidente de no sé qué país Africano diciendo que te ingresará dos millones de dólares americanos en tu cuenta porque tiene que salir huyendo del país ha pasado ya de moda y la gente tiene que inventarse otros medios para sacarle el dinero a la gente. Conclusión: no nos podemos fiarnos ni de nuestra sombra 🙂

    Gracias de todas formas por la lista de puntos a seguir cuando nos llega algo de un cliente desconocido. Toda precaución es poca 🙂

  3. Vaya, es alucinante, no conocía todas estas historias…y la mía me parecía surrealista.

    ¡Gracias por compartirlas! Es verdad que ni de nuestra sombra nos podemos fiar… :S

  4. La semana pasada varios traductores recibimos un mensaje sospechoso de una clienta que, como contabas en el artículo, escribe en un inglés de Almería tirando para Pechina. En su segundo correo ya ha mencionado el pago por cheque o transferencia. En ProZ ha aparecido una discusión sobre este caso concreto:

    http://esl.proz.com/forum/scams/196814-could_this_be_a_scam.html

    Siempre hay que tener un documento, ya sea presupuesto, orden de trabajo o contrato, que estipule los términos de nuestra relación con el cliente, la forma de pago, fecha de entrega y trabajo a realizar. Esto nos protege a nosotros en igual medida que al cliente. Hay una conferencia de un diseñador de cierto renombre, llamado Mike Monteiro, que habla justamente de esto, de la importancia de tener contratos claros en las relaciones de trabajo con los clientes. Se titula “Fuck You. Pay Me” , y se puede ver aquí:

  5. ¡Hola Ángel!

    Gracias por los enlaces y sí, el video ya lo había visto y es muy recomendable.

    Por cierto, me ha encantado tu referencia almeriense-pechinera jajaj.

    ¡Saludos!

  6. Ay Leticia, qué pequeño es el mundo, acabo de leer tu página “About” y ya veo que has vivido en Almería, así que entiendes lo que digo O:-)

  7. Jajaja, ya ves… Ya soy casi más almeriense que catalana, así que sí, te entiendo perfectamente…

    • Yerai López
    • 19/04/11

    ¡Hola Leticia!

    He llegado a tu foro casi de rebote y no me puedo sentir más identificada con el post que has colgado. A mí también me intentaron hacer este timo, el del chequecito de marras. Y para colmo, yo estaba súper ilusionada porque estoy empezando y quieras que no, que te entre un trabajo tan grande… pues te ilusionas. El importe en mi caso eran 450€ (para mí era muchísimo ;D) y me llegó el cheque por 2500€. Cuando lo vi, creo que se me paró el corazón, las neuronas,… todo. Lo primero que hice fue escribir al cliente y comentarle que “creía que había habido un error”. Posteriormente, sólo tuve que buscar en Google “timo cheque” y ZAS! ahí estaba, exactamente lo mismo. Con todo el subidón del enfado, empecé a hacerle preguntas al cliente a diestro y siniestro por chat y empezó a contradecirse solo. Vaya, que muy listos tampoco son. Es una lástima que intenten hacernos estas cosas. En mi caso, me costó un enfado monumental y una desilusión tremenda. En fin, debemos seguir sacando estas cosas a la luz para que no caiga nadie… o por lo menos para que caiga menos gente 😉
    Muy bueno tu foro, Leticia. Me lo apunto y te sigo desde ya 😉
    Saludos,
    Yera

    • Hola Yerai, ¡muchas gracias por tu comentario!

      Es una pena que tantos hayamos caído en eso, pero bueno, ya tenemos muchos medios para informarnos mutuamente y evitar que siga pasando.

      ¡Mucha suerte!

      Leticia

  8. Hola Leticia,
    Hasta hoy no había leído la continuación de la historia y ¡vaya tela! Aunque viendo los otros timos que comentan Pablo y Curri en sus comentarios… Lo del cheque nunca me ha pasado pero lo que sí que me ha ocurrido es que supuestos clientes se ponen en contacto conmigo con peticiones y detalles un tanto raros (direcciones de correo electrónico gratuitas, inglés sui generis, etc.), insistant pidiendo un presupuesto y al final nada. Pero es como dices, a base de intentarlo seguro que engañan a algún incauto.
    Por otro lado, lo que sí que me pasó cuando empecé con todo esto es la pardillada de no cobrar al no tener pruebas del trabajo realizado (orden de compra, contrato, lo que sea…). Hace años tenía un cliente chulo, una asociación que me pasaban documentos muy interesantes. Las gestiones y pagos pasaban a través del secretario de dicha organización. Y nada, como había buen rollo, en lugar de reclamar los pagos con cierta periodicidad, lo dejaba para finales de año o para cuando me hacía falta el dinero (¡error!). Y ocurrió que tras unos meses acumulando pagos pendientes sin saber más del famoso secretario y con cierto apuro económico escribo a la asociación y el hombre ya ni trabajaba allí y ni su equipo y ni nadie sabía de él. Y no tenía nada consistente con qué reclamar los pagos. Pardillo total vamos…

    ¡Saludos!

  9. ¡Hola Lluís!

    Gracias a los comentarios hemos podido ver todos que, aunque a unos más que a otros, nos han pasado cosas de este tipo.

    Lo positivo es darnos cuenta del error y aprender de ello.

    ¡Un saludo!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s